Bienvenidos

Reflexiones, poemas, escorzos de vida, fe de lecturas, noticias de amigos... No pretende ser un desahogo, más bien un diálogo. Un demorarme en el resplandor de nuestra existencia. Y en su literatura.




miércoles, 4 de julio de 2012

Las ferias del libro




La literatura está de feria,
con sus diversas atracciones y tíos vivos.
Hay gente seria, me consta, pero sobre todo
cunden los mercachifles, y ese ir y venir
de delicuescentes vanidades,
tan pimpollas ellas y tan pimpollos ellos.
Queda muy rimbombante: ¡la Feria
del libro! Y ese río
de gente y la pose y la prensa
que glosa el evento con citas de Google
y demás embelesos. Interminables
filas, megáfonos, dedicatorias
y payasos para los niños.
Prosistas y rapsodas. Ellas tan monas y ellos
tan monos. No faltan los coqueteos
y ciertos roces de manos o miradas perillanas.
Guiños, percances, repentinos
enamoramientos, traspiés, reverencias,
cervezas, whiskis, besos, minifaldas y traseros.
Todo ello entre el lustre de las portadas
y esos nutridos estantes de palabras.
¿Quién será el campeón? ¿Quién
venderá más toneladas de libro?
La feria y los feriantes. El negocio y su trasiego.