Bienvenidos

Reflexiones, poemas, escorzos de vida, fe de lecturas, noticias de amigos... No pretende ser un desahogo, más bien un diálogo. Un demorarme en el resplandor de nuestra existencia. Y en su literatura.




sábado, 16 de junio de 2012

¡Qué casas tan vacías!



Hay casas deshabitadas
pese a que estén plagadas de objetos
y personas rutinarias.
Casas de pasillos sin gracia,
aunque haya algunos cuadros o láminas
desvaídas por la nostalgia
-o viejos abanicos de cierta bisabuela
que se quedaron sin resuello
en pleno siglo XIX.
Casas en las que entras
y sales como si nada
de nada, sin alma
en ninguna de sus estancias.
Abarrotado espacio
de absurdas nimiedades:
barroco desaliño o impersonal diseño.
¿Se puede vivir en una casa
donde no hay libros?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Se puede. Hay gente pa' to'.

isabel dijo...

Yo no podria vivir sin libros, no del todo, mi casa seria una prisión.
Vengo invitada por Josefa, me gusta tu espacio.
Saludos

Guillermo Urbizu dijo...

Los libros nos dan esa calidez de vida, y esa claridad. Un saludo Isabel.