Bienvenidos

Reflexiones, poemas, escorzos de vida, fe de lecturas, noticias de amigos... No pretende ser un desahogo, más bien un diálogo. Un demorarme en el resplandor de nuestra existencia. Y en su literatura.




jueves, 7 de junio de 2012

Búsqueda




Y yo, que a tantas personas conozco,
no tener ninguna que me conforte
de una manera infinita. Por eso
busco la soledad entre los versos.

¿No os cansan ya las buenas intenciones?
Y las palabras, ¿no son demasiadas?
No, no es que esté dejando de querer
a la gente (nada más lejos, nada
más cerca de mi corazón que todas
ellas, benditas e insólitas almas).

Pero es como si me fuera a morir
en este mismo instante. ¿Me comprendéis
al menos un poco? Y la vida me urge
a un mayor silencio -¿cómo podría
decirlo mejor?-, donde solo escuche
la mirada de Dios: su transparencia.





(Pintura de Camille Pissarro).

1 comentario:

Anónimo dijo...

A fuerza de amor humano
me abraso en amor divino.
La santidad es camino
que va de mí hacia mi hermano.
Me di sin tender la mano
para cobrar el favor;
me di en salud y en dolor
a todos, y de tal suerte
que me ha encontrado la muerte
sin nada más que el amor.