Bienvenidos

Reflexiones, poemas, escorzos de vida, fe de lecturas, noticias de amigos... No pretende ser un desahogo, más bien un diálogo. Un demorarme en el resplandor de nuestra existencia. Y en su literatura.




miércoles, 30 de mayo de 2012

La vida, una cuestión de amor





Es darnos, fundirnos, enamorarnos. 
Es deseo que no acaba de saciarse, esa piel 
y esa alma que buscan por dentro la ternura.

El amor es nuestra explicación de hombres, 
el puntal de nuestra existencia. 
Y por eso vamos tras él de por vida; 
de ahí esas ganas locas de entregarnos, 
y ese desasosiego, y esas miradas 
escrutando cada detalle del tiempo.

El hombre necesita amar 
pues el día a día sin amor, ¿qué es?
Porque amamos sentimos y somos sentido. 
Y no es sólo una cuestión de afectos, o un cuerpo 
que se contonea en el verano. 
(El sentido del mundo 
y de la literatura y de lo que somos 
pasa por ser amados).

El sentido es el amor, y la realidad del poema. 
El amor es la razón: razón de vida. 
Lo transforma todo, lo inspira todo. 
¿Qué puede importar más que eso? 
Nada en el mundo más importante, más núcleo.

Y cada uno de nosotros, amantes, 
intentamos dar con el origen de ese ardor. 
Y nos miramos desnudos las caricias, 
o la pureza, o lo infinito (porque el amor 
nunca se conforma con minucias).




(Pintura de Fernand Toussaint, "Mujer elegante"):

1 comentario:

Anónimo dijo...

La vida,una cuestión de amor.A veces tan complicado y a veces tan simple.