Bienvenidos

Reflexiones, poemas, escorzos de vida, fe de lecturas, noticias de amigos... No pretende ser un desahogo, más bien un diálogo. Un demorarme en el resplandor de nuestra existencia. Y en su literatura.




sábado 29 de octubre de 2011

Esa inquietud de los hombres



La vida de los hombres anda inquieta. Esa inquietud que nos caracteriza y nos lleva a una suerte de continuo anhelo y sueño o musaraña. Da igual ser escritor que boticario. Buscamos e indagamos. La vida es sólo una, y siempre nos parece demasiado poca. La vida es una única oportunidad por alcanzar esa altura, por colmar esa alma.

Sin despistarnos en fantasías vanas. El hombre necesita ser feliz. Y en eso estamos todos. Pero ocurre que no dura, que no profundizamos en el ser de las cosas, que seguimos demasiado pendientes del ego caprichoso. Debemos pensarlo y repensarlo: la vida es una; y ya sé que es lucha con su importante dosis épica, pero también es ternura y lírica.

La vida, damas y caballeros, no es sólo cuestión de tiempo. La vida es esa demora en los detalles, esa constante necesidad de amar y ser amado. La vida es ese abrir la ventana y respirar a fondo, y contemplar a Dios en el vuelo de unas aves. La vida es aprender a querer la verdad y lo bueno. La vida de los hombres es entender que hemos nacido para no morir. Ese es nuestro destino.

Pero surge la duda, y la angustia, y el dolor. Y queremos no pensar, y olvidarlo. Y en la entraña de todo eso que conforma nuestro ser, en esa brega e inquietud, está el amor que lo trasciende y alegra todo.

2 comentarios:

Jota Mate dijo...

Sólo el amor y siempre el amor. Todos lo deseamos, buscamos y celebramos. La vida.
Buenas noches.

Anónimo dijo...

"Nos has creado para Ti, y nuestro corazón no descansará hasta que descanse en Ti"

San Agustín