Bienvenidos

Reflexiones, poemas, escorzos de vida, fe de lecturas, noticias de amigos... No pretende ser un desahogo, más bien un diálogo. Un demorarme en el resplandor de nuestra existencia. Y en su literatura.




jueves 27 de octubre de 2011

Durante el día




Y por la mañana,

mientras miro el cielo,

sus manos blancas

se posan en mis hombros.

Y en silencio siento el tacto

de esa luz que me ama.


Y por la tarde,

me fijo mejor en ella,

hasta que no puedo más

y le digo muy despacio al oído:

"oye, ven conmigo a mi vida".


Y por la noche,

ya casi en algún sueño,

un beso sin tiempo, dulce,

preso en esos labios

y en ese amor que ella sabe.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Es precioso.

Jota Mate dijo...

Hay que dedicarse en cuerpo y alma al amor.
Buenas noches.