Bienvenidos

Reflexiones, poemas, escorzos de vida, fe de lecturas, noticias de amigos... No pretende ser un desahogo, más bien un diálogo. Un demorarme en el resplandor de nuestra existencia. Y en su literatura.




lunes, 21 de diciembre de 2009

El pajarillo




Ven, mira. ¿Lo ves? ¿No? Acércate un poco más. Más aún. ¿Que no ves nada? No lo entiendo. Es imposible que no lo veas. Si está ahí, ahí mismo. Espera, abre bien los ojos. Y el alma. ¿Ya? ¿Que no? Arriba, entre esas ramas. ¿No lo ves? ¿No oyes cómo canta? Sí, sí, arriba, encaramado a ese rayo de luz. Fíjate mejor. ¿Será cosa mía? ¿Pero tú lo escuchas, verdad? Es un pájaro muy pequeño, casi imperceptible. ¿Nada? En fin, déjalo y perdona... Claro que lo estoy viendo, ¿qué te piensas? En cuanto he salido al balcón he oído su canto. Es como si todos los demás sonidos hubieran desistido de pronto y sólo quedara él. Y yo. Enseguida lo he visto. Y lo veo, mientras hablo contigo. Debe de tener frío. ¡Si pudiera hacerle venir aquí de un vuelo! Pero estoy tonto. Sí, me quedo hasta que se vaya, gracias. Pobre pajarillo, pobre, ahí, a solas con su canto, temblando. Mira, mira, agita sus diminutas alas. Ah, te has ido, hablo solo. Bueno, ya somos dos soledades. Ahí y aquí. El pajarillo y yo. Pronto habrá acabado todo. Quedará ese rayo de luz y esas desnudas ramas. Levantará el vuelo y ya está, sólo habrá sido un instante. Algo tan pequeño, tan breve. Nada.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Pastores y pastoras,
abierto está el edén.
¿No oís voces sonoras?
Jesús nació en Belén.

La luz del cielo baja,
el Cristo nació ya,
y en un nido de paja
cual pajarillo está.

El niño está friolento.
¡Oh noble buey,
arropa con tu aliento
al Niño Rey!

Los cantos y los vuelos
invaden la extensión,
y están de fiesta cielos
y tierra... y corazón.

Resuenan voces puras
que cantan en tropel:
Hosanna en las alturas
al Justo de Israel!

¡Pastores, en bandada
venid, venid,
a ver la anunciada
Flor de David!...

AN

Anónimo dijo...

Yo también lo escucho...

Lola

Anónimo dijo...

¿Eres tú el pajarillo, que cantas y no te hacen caso, ni te ven? Podría ser una posibilidad interpretativa, igual hasta inconsciente.

Pero me ha gustado. Feliz Navidad.

Anónimo dijo...

Ese pajarillo está contento y canta porque va a nacer Jesús. Se lo aseguro. Yolanda.