Bienvenidos

Reflexiones, poemas, escorzos de vida, fe de lecturas, noticias de amigos... No pretende ser un desahogo, más bien un diálogo. Un demorarme en el resplandor de nuestra existencia. Y en su literatura.


martes 21 de abril de 2009

Piropo con retranca



Vaya con el presidente galo. Es tan espabilado que él solito ha dado con la clave de todo: “Puede que no sea muy inteligente”, dice el francés del señor Zapatero, "pero la gente le vota". Olé. ¡Qué listo es el francés con su elogio de la bobería roma para tener éxito electoral! Tan ducho en coquetería, tan acicalado. Se retrata. Y el americano Obama le parece un membrillo que ni siquiera ha sido ministro. ¿Para qué? Y la canciller alemana Ángela Merkel se pliega siempre a su innata sabiduría, entre broma y broma. Y de los demás no sé qué juicio tendrá. Podemos suponer. Lo que sé es que tiene una gran opinión de si mismo, desde luego. Se relame del gusto. Él sí que es inteligente, ¿verdad? Es francés y con eso basta. Además la escultural Bruni le hace sentirse muy bien, muy seguro de si, dejándole tocar la melodía de su guitarra. ¡Qué viril y franco es el francés! Está acostumbrado a hacer ejercicios muy certeros con su lengua. Seguro que detrás del piropo con retranca piensa que el presidente español es un pobre hombre, y además contrahecho y mudo. ¿Y? ¿Le importa algo a él? Poco inteligente, poco inteligente. Vaya usted a saber lo que entiende por inteligencia el gabacho. A un español no le hace falta tanta presunción. El señor Zapatero podrá ser tonto perdido, o sectario, o poco ducho en diplomacia, pero es nuestro presidente. El de España, digo. Aunque yo no le haya votado y aunque me pese. (Ya lo creo que me pesa). Por supuesto los señores del Pepé han arremetido, aprovechando que se la ponían a huevo. Pero ¡qué poquita clase tienen! Quédese el francés con su cantante italiana, con su Elíseo y con el regusto de haberse conocido. Yo que el señor Zapatero, cuando venga el gabacho a España el día 27, le mentaría a la madre. Eso sí, off de récord y con mucho talante y cariño. Y lo peor de todo esto -aparte de tanta gente lista glosando la bobada- es que por supuesto el ombligo de Francia, Nicolás, “no hizo nunca esas declaraciones”. ¿Por qué no afronta lo que dijo? A lo hecho, pecho, mesié. ¡Qué cobardes son los políticos! ¡Qué desdicha ser tan inteligente y tan francés para luego decir que “yo no he sido”, que no sé!

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué culpa tendrá la madre para que anden mentándola por todos lados y a todas horas y el Urbizu (tan cariñoso con la suya,ayer mismo,sin ir más lejos), se entretenga en azuzar.
Más nos valdría que ,en vez de acordarnos de las sufridas madres para mentarlas,les dedicáramos una oración.

Anónimo dijo...

Después de haber leído su ingenioso y simpático artículo me he acordado de su madre.
Sarko

Anónimo dijo...

La ironía está muy bien, y la coña con la guitarra de la Bruni. ¡Menuda guitarra! Le tendría que llamar el pequeño Nicolás. Los franceses siempre se han creido superiores de lo que en realidad son. Y el amante de la señorita Bruni en concreto es un bocazas. No es la primera vez.

Anónimo dijo...

Me llamo Adán. Sí, como el del Paraíso. Unas palabras para decir que mentar a la madre es una forma de decir vete al cuerno o que te aguante ella. Pero lo que yo quería decir es que envidio al francés. Ya pueden ustedes imaginar. A un tipo así, con semejante manceba al lado -y más que al lado-, Francia se le queda pequeña.

Anónimo dijo...

El mundo sería mucho mejor si la madre de Zapatero, la de Sarkozy y la de tantos otros hubieran abortado.Ahora no nos acordaríamos de ellas.
Aborto libre ya!!

Anónimo dijo...

Me llamo Eva. Sí, como la de la playa y el bikini de rayas.Y sólo quiero decirle a Adán que mentar a la madre de uno se la puede mentar de muchas maneras, pero el contexto no daba a entender ninguna buena.Puede que sean imaginaciones mías ,que es Sr Urbizu sólo se haya acordado de la sufrida madre para darle las gracias por no haber abortado tamaño engendro.
Y no envidio ni al Sarko ni a la Sarka.Lo siento por usted, yo en cas tengo al mejor.

Anónimo dijo...

Me quedo con los magnolios de ayer y con su madre. Y, si pudiera, les devolvería estos dos tarugos a las suyas.

Anónimo dijo...

Bobos nosotros. Ahí le tienen riéndose y pasándoselo de lo lindo con nuestro dinero:

El Conde mi señor se fue a Cherela,
Lio el volumen y picó el bagaje,
Segovianos de a ocho, buen viaje,
Que no os pienso ver más en mi escarcela.

En lebrel convertidos, o en lebrela,
Os llevará de la traílla un paje,
Que en este ya canicular linaje
Gasta lo que a presbíteros repela.

Perros vivos al hombre, perros muertos
Concede a la mujer Su Señoría;
Bobo he sido en prestarle mi dinero.

Bien que si los refranes salen ciertos,
Cuanto más bobo he sido, más espero
Se me aparecerá Sancta María.



Luis de Góngora y Argote

Anónimo dijo...

...
¡Cuántos hay que, cansados de la vida,
enfermos de pesar, muertos de tedio,
hacen reír como el actor suicida,
sin encontrar para su mal remedio!

¡Ay! ¡Cuántas veces al reír se llora!
¡Nadie en lo alegre de la risa fíe,
porque en los seres que el dolor devora,
el alma gime cuando el rostro ríe!

Si se muere la fe, si huye la calma,
si sólo abrojos nuestra planta pisa,
lanza a la faz la tempestad del alma,
un relámpago triste: la sonrisa.

El carnaval del mundo engaña tanto,
que las vidas son breves mascaradas;
aquí aprendemos a reír con llanto
y también a llorar con carcajadas.

J D P

Anónimo dijo...

Porque es igual que tú, claro y sereno,
estoy enamorado del otoño.
Adoro los cipreses porque son
como tu cuerpo, conjunción suprema
de arquitectura y música.
Y adoro
ese verde con sol de los pinares
tan parecido al verde de tus ojos.
Adoro esa tristeza sin palabras
que guardamos los dos como un tesoro...
Y esa risa sin risa
que, como una limosna,
por caridad, le damos a los otros.


Pemán

Anónimo dijo...

Tampoco me gustó la salida del PP. Aunque sea mi partido.