Bienvenidos

Reflexiones, poemas, escorzos de vida, fe de lecturas, noticias de amigos... No pretende ser un desahogo, más bien un diálogo. Un demorarme en el resplandor de nuestra existencia. Y en su literatura.




sábado, 31 de mayo de 2008

¿Para qué piensas que sirve la literatura?


Esta es una de esas preguntas que todos nos hemos hecho alguna vez. Al menos todos los que, de una manera o de otra, andamos detrás de los libros, cortejando su belleza e intentando encontrar esas páginas que nos sorprendan todavía un poco más. Confieso que a lo largo de mi vida -hoy un taxista ha logrado que me sintiera muy bien cuando me ha dicho: “¿a dónde le llevo joven?”-, digo que a lo largo de mi vida me he respondido a mi mismo de mil modos y maneras.

En mi blog quise hacer esta misma pregunta a mis lectores. ¿Para qué piensas que sirve la literatura? Y di algunas posibilidades para optar, siendo consciente de que por supuesto hay muchas más, y que no son pocas las que se solapan entre si. Veamos. Si ahora mismo, en esta soleada mañana de mayo, me hicieran la pregunta a mí, confieso que lo primero que diría -después de cierto balbuceo- es que la literatura sirve para mi deleite. Un deleite intelectual y espiritual, y también sentimental. Y ese otro que se desliza por las caricias o que deambula de nube en nube, sin rumbo fijo.

La literatura transforma mi vida en un constante descubrimiento, y en un inesperado entusiasmo. La literatura puede ser la clave que descifre el dolor, la soledad, el abatimiento… Y el por qué de tanta patraña y envilecimiento. Y nos pone en el brete de pensar sobre la entraña y el sentido de todo. (En este aspecto hay que reconocer que la literatura resulta incómoda). Y acuden a la cita la melancolía, la muerte y todo aquello que todavía no está dicho. Y apreciamos más de cerca esos detalles que se nos escapan por la calle o en la conversación con los amigos.

Lo que es indudable es que la mayoría de la gente lee para pasar el rato, o para olvidarse un poco de la realidad que es siempre la hipoteca o las malas caras. Adentrándose en una historia sin grandes complicaciones, distraída. Pero puede que den con un libro en donde encuentren un recuerdo que creían perdido, o que siguiendo el rastro de la intriga unas pocas palabras de un personaje secundario basten para ver de otra manera el día.

La verdad es que nunca se sabe con esto de la literatura. ¿Todo tiene que servir para algo, con un determinado fin? En ocasiones la literatura es nada menos que poesía. ¿Y entonces? Pues eso, que basta el milagro. Supongo. Y seguimos leyendo Humus, de Alfredo Saldaña (editorial Eclipsados). "Calla, palabra, deja que el silencio / proteja con su aliento lo que tú te empeñas en decir". Y ya estamos menos solos, y lo accesorio se torna absoluto.

¿Para que pienso que sirve la literatura? Para tener alguna que otra posibilidad de ser feliz. Y poder contarlo.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Te via yer en la presentación de "Humus", el libro de poesía de Alfredo Saldaña. Tuviste palabras muy acertadas sobre la trascendencia del lenguaje y de la vida. El acto estuvo muy bien. Sobre todo el vino final. Hacía años que no te veía.
Jorge.

Anónimo dijo...

Sirve para pensar,para viajar,para descubrir otros mundos,otras vidas.
Sirve para pensar,para hablar con alguien cuando no tienes a nadie y comunicarte con ese que escribió para ti sin saberlo.
Sirve para moverme las entrañas y sacudirme el alma,para despertarme del letargo.
Sirve para que escribas tú y siga enganchada yo.

Anónimo dijo...

Tienes algo,cabroncete,que te hace especial y lo mejor de todo es que no lo escondes.
Admiro tu optimismo,tu forma de mirar y tu capacidad de amar a los demás,a todos.
Te sigo,no por la literatura,ni por tus consejos literarios,ni porque escribas muy bien.
Te he seguido sin saber por qué y eso no me gusta.He buscado en otros blogs,en muchos otros blogs y no lo he encontrado en ninguno,no he encontrado lo que tú me regalas aquí a diario.
Y sigo sin saber qué es lo que encuentro yo aquí,debe ser como la fórmula de la coca-cola,una mezcla secreta,pero conozco los ingredientes:mucho amor,mucha esperanza,mucha ternura,mucho optimismo y algunos toques de humor.
Gracias por el refresco,tenía,tengo sed.

Anónimo dijo...

Personalmente pienso que la literatura sirve para crecer hacia dentro, para conocernos mejor a nosotros mismos a través de la emoción y drama y humor, etc., de esos personajes y reflexiones que los escritores nos regalan.

Anónimo dijo...

No sé para lo que sirve, pero estoy leyendo a Juan Ramón Jiménez y me siento más vivo.

Anónimo dijo...

La literatura es una ventana que se abre a todo lo que somos, siempre somos mas humanos después de asomar la cabeza por ella...siempre que lo hacemos existe la posibilidad de renovar nuestra manera de pensar yasi ser transformados (como dice San Pablo en Rom 12,2).

Anónimo dijo...

La literatura sirve para que seamos mujeres y hombres de verdad, con sensibilidad, con educación, con cultura.

Anónimo dijo...

La literatura es conocimiento y éste libera. Para mí la literatura sirve para no volverme loca cuando tengo muchos problemas, es un pequeño espacio de descanso, de oxigenación. Es un respiro entre la monotonía y la rapidez de estos días. Hay algo que hace que todo el mundo quiera todo YA! y eso a veces es desgastante.
Pienso que la literatura es un regalo de lo alto.

Anónimo dijo...

vale no lo piensas publicar???

Anónimo dijo...

La literatura...porque todos siempre o muchos hemos querido o tenido un deseo del saber
porque el saber es un arte
porque es el lenguaje
"de alguna manera cuando lees un libro te estas comunicando con ilustres personajes"