Bienvenidos

Presento este blog con gran ilusión. Y alegría. No sé si servirán para algo los apuntes que yo pueda escribir aquí cada cierto tiempo. Reflexiones, poemas, escorzos de vida, fe de lecturas, noticias de amigos... No pretende ser un desahogo, más bien un diálogo.


jueves 1 de mayo de 2008

Ana


Me gusta ver lo invisible de los sueños
y acariciar lo imposible con los dedos.

Me gusta sentir sus besos y su cuello,
y mi vida mientras respira en su pecho.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

No sé lo que se siente desayunando café con versos,pero sí sé lo que es escuchar un te quiero escrito en las nubes,o sentirme acariciada por sus ojos,descubrirle embobado mirándome con devoción,como quien mira lo inalcanzable,mitad sagrado,mitad prohibido,y yo me río y le digo que es un tonto,pero contesta que reza a todas horas por no perderme,que no quiere vivir sin mí, que cada latido de su corazón dice mi nombre y que sabe que Dios le quiere porque me tiene. ¡Uf! .Me río más,le digo que no soy nada,pero que,tranquilo, toda esta nada es sólo suya,que no puede ser de otra manera.
Me río,para no pensar,para no darle importancia,para seguir frivolizando,para evitar el compromiso,pero me siento mal porque sé que no le merezco.

Anónimo dijo...

Una maravilla que me sorprende desde su sencillez y belleza. No deje de escribir, porque yo necesito leer cosas así de cuando en cuando.