Bienvenidos

Presento este blog con gran ilusión. Y alegría. No sé si servirán para algo los apuntes que yo pueda escribir aquí cada cierto tiempo. Reflexiones, poemas, escorzos de vida, fe de lecturas, noticias de amigos... No pretende ser un desahogo, más bien un diálogo.


miércoles 23 de abril de 2008

Me desvelo


Un partido de tenis femenino y unas páginas del Hola. Es insoportable tanto toma y daca con esa pequeña pelota. Y ojeo en la revista alguna de mis residencias habituales. ¡Juego y set! En la repetición se ve el elástico mensaje de sus piernas. Esos atardeceres que inciden en la superficie del agua. Y las escaleras de mármol que descienden hasta la soledad de la cala. Los gemidos de una de las jugadoras son insaciables. Tengo mis propias olas, y toda esta arena donde pasar el tiempo. Me gusta especialmente su saque, ese saltito y la inclinación exacta del cuerpo. Paseo de la mano del viento, y decido bañarme. Solo, mientras me acaricia una líquida luz dorada que parece de papel couché. El movimiento del pelo es importante en este sueño. Perdón, en este juego. Con fuerza empuja su gemido la pelota, y la mira de puntillas hasta que bota en la línea. ¡Entró, entró! Mi casa allá arriba, amarilla, con las ventanas oteando la marina. Y más arriba, en esa altura inaccesible que da la belleza, está el cielo, del color del alma. Punto de partido. Concentración máxima. Sus ojos más verdes que nunca. Quieta. Para siempre así. Pero de repente su inmortal y esbelta figura se estremece, tiembla, y golpea con fuerza mi vida. Gana ella. Set y partido. Y me vuelvo a la cama.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo difícil no es llegar a la excelencia sino mantenerla.
Un año ya,ahí,en todo lo alto y cada día un poquito más,dando más, sorprendiéndome de seguir sorprendido,de no acostumbrarme a sus buenos días, sus buenas noches y sus desvelos,buscándole,profundamente agradecido porque sigue,día bueno y día malo, compartiendo conmigo y regalándome –no sabe con qué frecuencia- razones para vivir.

Pedro Vidal

Anónimo dijo...

Suerte la tuya Guillermo que puedes dejar volar la imaginación con tanta inocencia. Otros preferimos pasar del Hola o de tanta tenista "maciza",( perdón pero tenia que decirlo). En fín suerte la tuya....El problema es solo mio que no puedo pasar delante del escaparate de una pasteleria sin pesnar en comerme todo lo expuesto.

Anónimo dijo...

Golpearte la vida,¿lo has sentido alguna vez?,¿tú?,sentir que te sacuden,el tambaleo,ver que todo se viene abajo,que lo que tú creías eran cimientos son sólo arenas movedizas,que te hundes,sin remedio,que no hay donde agarrarse porque todo,todo es una gran nada, que tu vida ha dejado de ser tuya,y más que vida es un mero existir fruto de alguna casualidad o de alguna broma del destino.

Anónimo dijo...

me ha gustado mucho esta recreación

Anónimo dijo...

Es genial esto que has escrito. el que no lo vea es que es tonto. O muy ñoño para darse cuenta de lo bueno. Perfecto.
Ricardo.

Anónimo dijo...

Estoy enviando este artículo a mis alumnos como ejemplo de síntesis y eficacia narrativa. Es como un cuento.

Anónimo dijo...

Imagino un relato largo así, o incluso una novela. Éxito asegurado.
Lydia.