Bienvenidos

Presento este blog con gran ilusión. Y alegría. No sé si servirán para algo los apuntes que yo pueda escribir aquí cada cierto tiempo. Reflexiones, poemas, escorzos de vida, fe de lecturas, noticias de amigos... No pretende ser un desahogo, más bien un diálogo.


lunes 7 de abril de 2008

Escribir sobre política

¿Ustedes creen que podríamos pasar sin la política? Entiéndaseme bien: sin los comentarios políticos. ¡Tantas buenas plumas desaprovechando el tiempo y el estilo escribiendo sobre la halitosis nacionalista, la gresca del Partido Popular o la inanidad socialista! Lo sé, es lo que más lee la gente que consume la prensa, y hay un deber moral y social, y los gacetilleros han de ganarse la vida sacando punta a la más aburrida y previsible de las especies: la política.

Yo mismo -que por supuesto no estoy más allá del bien o del mal y que necesito money money para solventar con algún decoro el transcurso de los meses- desde ya podría escribir extraordinarias glosas sobre las soledades del sin par Zapatero o sobre las remojadas barbas de Rajoy. Lo que sea. Sería capaz de hincar la pluma hasta en las últimas peroratas del cacique Ibarreche, o discursear sobre si esta huelga o aquellos trasvases. En fin, que sí, confieso que lo haría de nuevo. Todo sea por sobrevivir a los efectos que esa misma política tiene en mi vida.

Creo que no se conoce forma más soporífera de entretener el lenguaje que escribir sobre los reiterados estrambotes de los políticos. Algunos afamados escritores me lo han confesado abiertamente. –“¿Sobre qué escribo hoy?”, se preguntan. Los mejores salvan el asunto con la elegancia de su literatura. (Pudiera ser que después de todo la pérdida de tiempo no fuera tanta). Y se lo toman así: como literatura. El estilo como creador de opinión y verdadera oposición. La columna como ejercicio crítico e inspiración de otras cosas.

Yo prefiero los libros y la intimidad de mi blog, pero es que no me gusta deber nada a nadie. Lo pensaré.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

La política, los políticos manejan nuestras vidas, lógico que nos interesen. Leemos los periódicos para saber, supongo, no para martirizarnos, así que se agradecería que hubiera alguien que, además de escribir bien, buscara la verdad, a lo mejor es mucho pedir y hay que conformarse con lo que hay.
Difícil decisión para quien se castiga demasiado.
Mi opinión es que se puede seguir siendo honrado, no faltar a la verdad y a la vez hacer comentario político. No digo que no se vaya a equivocar -infalible sólo Dios-, digo que no es malo equivocarse si se ha actuado de buena fe y que falta nos hace su búsqueda de la verdad, también en política.

Juan Carlos Vargas

Anónimo dijo...

Yo también prefiero la intimidad de su blog. He dejado de votar y durante campañas electorales y elecciones no pongo para nada la televisión y la radio. ¿Me aislo? Pues sí, me aislo. Y que les por ahí, con todas sus mentiras y engaños.

Guillermo Urbizu dijo...

No tengo nada contra la política, pero sí mucho contra ciertos políticos atravesados y mediocres, aprovechados y anodinos. Gentes que son incapaces de hablar dos palabras sin leer un papel. Gente desleal para con sus votantes, que no cumplen, que no piensan en los problemas reales de la gente. Tipas y tipos aburridos, sin gracia y con la inteligencia a ras de su partido. Gente miedosa a comprometerse con la verdad de las cosas. Timoratos.

Anónimo dijo...

Pues valientes como usted es lo que hace falta entre los comentaristas políticos.Gente con valores, que no se venda y busque la verdad,se llame como se llame y aunque duela.
El valor se le supone,que decían en el ejército,y no sé si debería empezar a dudarlo,o dudarlo del todo.
No sé dónde se esconde,detrás de un montón de libros,supongo,que no se diga que no tenemos imaginación.
Será la primavera, "vuelve a uno sensiblemente más estúpido. Y de pronto podemos creer que no nos quiere casi nadie, o que nuestra vida es más sosa que un libro de Fernando Savater . Que somos cuarentones -por poner un ejemplo- y que no lo estamos pasando nada bien, o que de tan rutinarios nos vemos el alma demacrada."
Será.Pero la única verdad,¿sabe?, es que todo,la política,la literatura o la vida es todo mentira.Y,pensándolo bien,o mal, o por lo menos otra vez,no merece la pena.

Anónimo dijo...

Eso de "la verdad os hará libres" me lo han repetido tres veces,tres personas muy distintas,en tres situaciones diferentes en poco menos de tres horas.
Señor,soy torpe y sordo(lo sabemos los dos,el resto que no se entere que lo disimulo bien),pero no tanto.
Comprometerse con la verdad...me da la impresión de que es pedir demasiado.

Luis Jurado

Anónimo dijo...

Usted pide mucho:¡hablar más de dos palabras sin leer un papel!.Eso ya es de antiguos,de los que nos aprendíamos la lista de los reyes godos y hacíamos logaritmos con tablas,de los que estamos a punto de jubilarnos si no nos han jubilado ya.
El viernes,en una conferencia de Ramón Pi, lo comprobé.Hora y media hablando, contestando sin papel,sin apuntador y estuvo de lujo,ingenioso y ameno sin dejar de ser riguroso,él y el catedrático de Derecho que le presentó,lástima que no recuerde su nombre,pero otro genio,mire.

Anónimo dijo...

Supongo que escribir sobre política será muy parecido a leer sobre política. Una rutina para el desayuno y una conversación para el bar.
Políticos: os dejo todo mi desprecio. Y tú Urbizu, procura no mezclarte con ellos.

Anónimo dijo...

Las barbas de Rajoy están algo más que remojadas. Y se las quieren trasquilar antes de hora. Parece buena persona, pero hay que dejar paso a otros. Si se empecina será peor para todos. Le falta gancho. Es gestor, no líder.

Daniela Nipoti dijo...

Por que todos estamos parados en algun lugar del escenario público nos interesa la política. O al menos así sería mas sano.
Lejos del zoon politikon, algunos empujan y fuerzan para ejercer su ciudadania mediante las precarias herramientas civicas de los sistemas institucionales (actuales ye ns u mayoría).
Otros escriben y critican; otros escriben, critican y proponen.

http://a-dn.blogspot.com/

Anónimo dijo...

Pues yo ni critico ni propongo. Y pensar lo justo. Pero la experiencia me dicta que la mayoría de los políticos engañan. Con la puntualización de que nacionalistas e izquierda capitalista se lo trajinan casi todo.