Bienvenidos

Reflexiones, poemas, escorzos de vida, fe de lecturas, noticias de amigos... No pretende ser un desahogo, más bien un diálogo. Un demorarme en el resplandor de nuestra existencia. Y en su literatura.


martes 23 de febrero de 2010

Toda una vida




El sol abriga la mañana.
Una jornada más de palomas
batiendo la luz con sus alas.
Las terrazas donde están los anuncios
de una vida mejor, sin esfuerzo.
Los de abogados y dentistas
y unos masajes para el alma.
El paseo, el aire, las ramas.
Las persianas de las tiendas
y unas chicas que suspiran y expiran
su amor junto al humo de un pitillo.
Mujeres en las ventanas, ebrias de sueños.
Plazas que giran como tiovivos.
El agua quieta de unas fuentes.
Las mismas calles de la infancia,
la mano de mi abuelo, las notas y el balón
que rebota en las paredes del tiempo.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo que cuenta es hoy.Hoy es cuando te tienes que salvar.

Anónimo dijo...

Sencillez, sencillez. En lo sencillo está la maestría del poeta, el secreto de nuestra vida. Pero no hace falta ser muy listo para percibir que tras esa sencillez que describe lo que sucede no todo resulta fácil.

Un lector en plena crisis.

Anónimo dijo...

El balón -yo también tuve un balón de reglamento- parece que sigue botando y rebotando contra esas paredes. Parece que lo escucho yo también...

Anónimo dijo...

Me ha encantado.

Anónimo dijo...

Quiero un libro suyo. O dos.
Aparte de los ya publicados en Internet.

Anónimo dijo...

Parece que me ha leído mi vida.
Cada vez me estoy aficionando más a la poesía. La culpa es de Neruda, que me enganchó, y desde entonces voy de uno a otro poeta. Llevo días leyendo a Antonio Machado, que casi me lo sé de memoria. Me espera en la estantería Lorca.
Y de cuando en cuando le leo a usted.
Al que más releo es a Miguel D'Ors, que me parece un poeta fundamental.
Una pregunta: ¿Qué poeta religioso me aconseja?
Gracias. Pablo Sanz.