Bienvenidos

Reflexiones, poemas, escorzos de vida, fe de lecturas, noticias de amigos... No pretende ser un desahogo, más bien un diálogo. Un demorarme en el resplandor de nuestra existencia. Y en su literatura.


martes 4 de agosto de 2009

4 de agosto



Hoy es el cumpleaños de Blablatero. Y también lo es de Obama, el presidente norteamericano. Leire Pajín estará feliz de este acontecimiento planetario. Los astros -pensará en su esotérica concepción de la política- nos son propicios hasta en eso. Incluso Blablatero es un año mayor que el otro, con todo lo que supone (¿supone algo?). No sabemos si pasará el día en el coto de Doñana, en la isla La Graciosa o en las musarañas de rigor, a la sombra de la propicia conjunción de los astros y de su particular triángulo de las Bermudas intelectual. Cavilará sus próximas estratagemas para mejorar las estadísticas. ¡¡El PP por encima!! Porque la política hace años que es sólo un conglomerado de propagandas y estadísticas. O más resumido si se quiere: una sucesión de mentiras y descalabros económicos debidamente aliñados. Al menos en terreno socialista. Eso sí, lo adornan muy bien. Pero sólo es eso: un adorno, un afeite, una máscara. Nada. Y una finta de palabras escogidas y escurridizas, de significados vacuos. La cosa es ganar las próximas elecciones. Seguir y seguir en el machito. Como sea. A costa de la verdad y de la integridad, de jueces y de fiscales, de la unidad de España, o de lo que sea. El condimento de la corruptela es el perejil de la salsa progre. El régimen de Felipe González fue ducho en estas habilidades, en un colmo de tracas que convendría recordar un poco. Financiación ilegal del partido (Filesa), BOE, Roldán, el hermanísimo de Alfonso Guerra, el GAL, la vil expropiación de Rumasa -¡ay, aquellos Cisneros y demás amigos de conveniencia y trapicheo!- que derivó en el absoluto desprestigio del Tribunal Constitucional (todavía vigente), las comisiones del AVE… Ah, y los tres millones de parados entre los que tuve la desgracia de encontrarme. Es toda una tradición. Recuerden la propaganda de aquella época: “Cien años de honradez”. Y aquí estamos, en una nueva reedición socialista de lo que ellos consideran política, y que no deja de ser un entramado de reflejos, ciénagas y abismos. Se desmorona el sentido de patria ("¿qué tiene este hombre contra España?”, me preguntaba el otro día un albañil, y remataba: “Yo siempre he sido de izquierdas”), la vida es un valor tan relativo que podemos suprimirla al filo de la conveniencia (aborto, eutanasia o lo que fuere), la educación se trastoca en zanganería, la religión se vilipendia y hostiga, la política internacional es de risa y el sentido común se diluye en la inepcia y la cuquería. Hay un pesimismo ambiente que es verdaderamente desolador. Y eso es lo más peligroso de todo. Cada vez son más los que piensan que España no levantará cabeza. Ya no es tanto por los cuatro millones y medio de parados. O por los sangrantes nacionalismos. Es esta forma de entender la vida, esta cosmovisión tan utilitarista, sectaria, saturnal, irreflexiva, materialista, obscena, y arbitraria. Sin visos de esperanza. Cuando un gobernante sea capaz de decir en público: “yo no soy capaz de hacerlo mejor, que venga otro que esté más preparado”. Entonces sabré que la democracia recobra su vigor. Pero no sucederá en España. O será un sueño.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Absténganse de desayunar si no lo ha hecho.Hoy toca vomitera.

Anónimo dijo...

"Si no puedes elegir lo mejor, elije lo mejor de lo peor"

Anónimo dijo...

Totalmente contigo Urbizu.

Anónimo dijo...

Perdone, hoy es el día del santo cura de Ars. Debería haber escrito sobre él, haber recomendado alguna biografía suya o hablado del año sacerdotal, por poner un ejemplo. También podría hablar de san Lorenzo o de Edith Stein, pero mucho me temo que ese pesimismo que tanto critica no le es ajeno: "Sin visos de esperanza", usted sabrá dónde ha puesto la suya.
Yo sigo creyendo que quien no sueña con un mundo mejor es incapaz de trabajar por él.

Anónimo dijo...

No haga caso de ciertos comentarios. Este tipo de artículos son lo que son, pero hay que escribirlos.

Anónimo dijo...

Yo le agradezco este artículo.

El cura de Ars

Anónimo dijo...

Totalmente contigo.
No haga caso.
Relájate, ya has hecho bastante.
Qué bien escribes, eres el mejor.
Tan fiel, tan íntegro, tan coherente, tan bueeeeno...

¿Es eso lo que le dice su ángel de la guarda?

Anónimo dijo...

Me gustaría saber distinguir siempre.Pero el diablo es muy listo,es el rey de la mentira, especialista en engaños, disfraces y confusiones y, si lo cree conveniente, no duda en suplantar identidades.

Anónimo dijo...

Algunos lo que deberían de abstenerse es de comentar.

Juan María Vianney

Anónimo dijo...

Usted puede hacer lo que le dé la gana: seguir hablando de infiernos o enseñar el camino del Cielo.
Y hoy es un día muy especial porque hoy, festividad del cura de Ars, se puede ganar la indulgencia plenaria:

"Por su parte, los fieles podrán obtener la indulgencia plenaria siempre que «asistan con devoción al sacrificio divino de la misa y ofrezcan por los sacerdotes de la Iglesia oraciones a Jesucristo, sumo y eterno sacerdote, y cualquier obra buena realizada ese día, para que los santifique y los modele según su Corazón»".

Usted decide.

Anónimo dijo...

A mí me gusta el artículo político de Urbizu. Pero me gusta más el cura de Ars y la biografía que sobre él escribió un tal Trochú. La tengo delante en ediciones Palabra. La recomiendo a todos.

Anónimo dijo...

Yo también choco-tajá.

Anónimo dijo...

Zapatero es el mejor presidente que ha tenido nunca España, le pese a quien le pese.

Anónimo dijo...

Y mienten quienes dicen que nuestro presidente no es sincero.Observen su sonrisa y su mirada,son sinceras. Le pese a quien le pese.

Anónimo dijo...

Hablar, leer o escribir sobre politica resulta ser lo más desilusionante y aburrido del mundo. Negativo para una vida sosegada.