Bienvenidos

Reflexiones, poemas, escorzos de vida, fe de lecturas, noticias de amigos... No pretende ser un desahogo, más bien un diálogo. Un demorarme en el resplandor de nuestra existencia. Y en su literatura.


jueves 11 de junio de 2009

En otros paisajes




Vivo en paisajes que no están aquí.
En un trigal al atardecer. En un sendero
que asciende hasta el manantial de la alegría.
En esos juncos que sólo entonces crecían.
En la nieve recién nevada de mi niñez.
En medio de una tarde de árboles de agosto
y en un tren donde siempre me iba.
En la tierra roja del barbecho. Sobre el regazo
de mi madre contemplando el mar por primera vez.
En los aspersores de luz de aquellas mañanas.
En medio de clase de física, mientras llovía
la mortecina voz de don Tomás.
En la puerta de una iglesia, con la campana
repicando desde hace siglos a la misma misa...

Así vivo ahora, al mediodía
de mi vida, tan aburrida (hoy
no es mi día, como tampoco lo fue ayer)
que me conformo con estas pocas palabras
para volver allí: a los paisajes donde fui feliz.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Un blog tan bonito, esa tristeza no le va

Anónimo dijo...

Si le contara de mis paisajes por Suecia y Finlandia de mi niñez. Después de aquello la vida siempre me ha parecido en blanco y negro.

Anónimo dijo...

Gran poema.

Anónimo dijo...

Los pensamientos de un hombre son lo más importante de su vida.
Los recuerdos son su vida misma.

Anónimo dijo...

No se queje de vida aburrida o empiezo a contarle la mía.

Anónimo dijo...

No tiene derecho a contarnos esos paisajes y decir que su vida es aburrida .
Y , si hoy la ve así, puede que le estén preparando, que sea necesario para ver un paisaje infinitamente mejor.

Anónimo dijo...

La felicidad de ayer es la felicidad de hoy. Me gusta.

Anónimo dijo...

A mí me gusta "mientras llovía
la mortecina voz de don Tomás" y "repicando desde hace siglos a la misma misa..."

Anónimo dijo...

El que camina y va
y el que regresa

El que está en un lugar
y el que ha venido

El que está inmóvil
y aquel que no ha tornado

El que sólo es el tiempo
de un espacio distinto

El que nunca es el tiempo
ni tampoco el lugar

El que es y no es
el que será y ha sido

El que era agua
y ahora es sólo aire

El que era tierra
y ahora es sólo agua

El que era aire
y ahora es sólo tierra

Informan la materia
de este mismo lugar

donde el que es ya era
y el que será ya ha sido

porque son la materia
de este mismo lugar.

Jaime Siles

Anónimo dijo...

No, no, memoria del pasado día
vengas sobre este sol y césped santo.
No vuelva yo a invocar refugio tanto
de lo que así se crece en despedida.
Quédeme tu intemperie y mi porfía
de caer, de volver de nuevo a alzarme,
no la raída pasamanería
que alza mi polvo y que tu luz deshace.
No me hartes de mí que hartazgo tanto
no soporta mi poca luz vencida.
Mas mi ayer fue tu hoy: no halle quebranto.
Volver a lo pasado no es mi ruego…
¿Pero y aquel aroma de la vida?
Retenga su promesa, no su fuego.
Fina García Marruz

Anónimo dijo...

No me extraña que te aburras. Confieso mi desánimo en esta sociedad donde nadie confía en nadie, y siempre es lo mismo.
Yo escucho música y dejo que pasen las 8 horas de mi trabajo. Algún libro logra que me levante por la mañana con cierto ánimo.
Soy escéptico y agnóstico y estoy hasta los c. de toda esta mierda social.

Anónimo dijo...

Hoy tampoco es mi día, como te ocurre a ti en el poema, pero es el mismo poema el que me anima.