Bienvenidos

Reflexiones, poemas, escorzos de vida, fe de lecturas, noticias de amigos... No pretende ser un desahogo, más bien un diálogo. Un demorarme en el resplandor de nuestra existencia. Y en su literatura.


miércoles 24 de junio de 2009

Decadencia y demencia (glosa y consecuencia del asesinato por ETA de Eduardo Antonio Puelles García)




Terroristas de mierda. Compinches de Satanás y de su jauría infernal. Macarras de la mafia abertzale (de la izquierda y de la derecha, tanto da porque es lo mismo, porque sois una y la misma identidad esquizofrénica). Muy bonito el paisaje vascongado, muy bonito, tan verde y tan de luto. Con esa perspectiva de mar y de asco. En esa tierra hace muchos años que no se puede respirar, porque en cada bocanada inhalas odio y agonía y miedo y chivatazos y un tiro en la nuca. Se han montado los tíos un tinglado de muerte. De ello viven. ¡Menuda bacanal de sangre y negocios! Son carroñeros. Los que ponen la bomba, los que aprietan el gatillo y los otros, que presumen de raza o se esconden en un buen traje o en demagogia. Iros a tomar por el culo, todos vosotros, seres putrefactos, que no dejáis vivir en paz a nadie. Callan o excusan. Y murmuran la bilis y sonríen con ese tic característico de los necios y de los más locos. Llevan inmersos tantas décadas en un cúmulo de falacias -el mal pudre el alma y deshace la conciencia- que han llegado a creerse que la felicidad está en el infierno. ¡Serán mamones! Y siguen. Su táctica no cambia. Matar, matar, matar. Y amenazar y coaccionar y chulearse. Ahora con más saña. Porque al fin hay en el País Vasco un Gobierno LIBRE (con mayúsculas). Un Gobierno que está decidido y dispuesto a desenmascarar toda esa constante pesadilla que ahoga sin remedio. No es venganza, es la necesidad de respirar y de hacer justicia. Antes eran el pus y la mugre, que lastraban un ente político hediondo, lleno de gusanos, ahora es la esperanza de ir liberando poco a poco de ese miedo a la sociedad vasca. Hasta las banderas -aunque estén a media hasta (¡bendito seas Eduardo Puelles¡)- ondean más libres y más limpias. ¿No las veis? Da gusto. Por primera vez creo que ETA puede terminar de verdad. Cuando la gente vea que puede hablar de política por las calles, que el PNV no es Dios, que se vive más alegre. Y ahí está el ejemplo de personas que se vienen jugando el pescuezo desde hace muchos años, que hicieron frente desde el principio a la dictadura abertzale. Este proyecto que impulsa el nuevo Gobierno Vasco presidido por el lendakari Patxi López es, actualmente, el acontecimiento político más importante que está sucediendo en España. El de más calado y el más ilusionante. Esto ya no tiene vuelta atrás. ETA tiene las horas contadas. ¿Por la labor policial? Sin duda. Pero sobre todo por esa confianza y ese impulso que las almas se van contagiando las unas a las otras. Es la fuerza de la paz, es la fuerza de la vida. Y la libertad, que habla sin miedo.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Espero ver el fin de la ETA. Finalmente en la cárcel in secula seculorum, por supuesto.

Anónimo dijo...

Esto del separatismo es un negocio, no le quepa duda.

Anónimo dijo...

A la vista está. En cuanto se ha ido el PNV del poder ETA está contra las cuerdas. Ahora habrá que quitar las mafias que hayan dejado en la policía autónoma y demás instituciones del gobierno vasco. Estará todo lleno de soplones. Que se anden con cuidado.

Anónimo dijo...

Como quien recoge cartones
como quien pide limosna
como quien busca
el exvoto perdido
en una ermita.
Nada encontrarás
entre los raíles del tren
salvo la sed
la sed del universo entero
su perpetua expansión
su continua ola de distancia
su obcecada intuición sin desaliento.
Vibra la conciencia
hacia una sola palabra
hacia un solo sentido
hacia un solo sonido
Vida
el más pobre de los tristes lo sabe
el ave más ciega
el más exacto mineral
Entre cartones
y raíles
y limosna
y dioses
y exvotos
y oraciones mudas.
Sólo la sed
la certeza de la sed
la sed que sólo florece
en la lágrima
de la dignidad.
De entre los tristes el olvidado
de entre los olvidados el extranjero
de entre los perdidos
los que volveremos a encontrar
Sólo la vida es digna
lo sabe el ave más ciega
lo sabe el pez más abisal.

Guadalupe Grande

Anónimo dijo...

Son unos hijos de puta. Y los padres de todos estos ¿de qué partido son?
Caundo se vean solos huirán como ratas.

Anónimo dijo...

¿Quién, cuando va a salir de viaje hacia el país vasco, no piensa en el peligro que conlleva? Eso es lo que se tiene que acabar. Cuando nadie piense eso la paz será real y esa tierra será verdaderamente independiente.

Anónimo dijo...

Lo voy a escribir con mayúsculas.
SI QUISIERAN ACABAR CON LA MIERDA DE ETA SE LA CARGABAN EN DOS DÍAS. PERO LAS CIÉNAGAS DEL PODER SON MUY OSCURAS.

No me fío de nadie.

El Capitán Trueno

Anónimo dijo...

Que traguen quina los nacionalistas.