Bienvenidos

Reflexiones, poemas, escorzos de vida, fe de lecturas, noticias de amigos... No pretende ser un desahogo, más bien un diálogo. Un demorarme en el resplandor de nuestra existencia. Y en su literatura.


viernes 8 de mayo de 2009

Unas margaritas amarillas



Ocho margaritas amarillas.
Pétalos de luz, estrellas
del mediodía.
Las miras en tus manos, tan sencillas.
Las acaricias y se te queda desnudo el tacto.
Quisieras ser el tallo
donde nace su belleza;
ser más puro
para comprender del todo su pureza.
En ellas hay un significado
profundo de la vida.
Un milagro de amor cotidiano,
o quizá la ternura
de Dios que salta a la vista.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Las margaritas son unas aliadas magnificas para tomar decisiones
importantes :

-SI
-NO
-SI
-NO
-SI

HH.

Anónimo dijo...

Las margaritas -juegos aparte- son imagen del amor de Dios. Como el poema que las dice. A mí personalemente me ha encantado esta sencilles de vocabulario, expresiva. Como si el poema mismo tuviera vocación de margarita, de maravilla.
Te felicito Guillermo Urbizu por lo que escribes. Eres un poeta en cuerpo y alma.

Anónimo dijo...

El poema está bien, pero a mí el poema que me gustó de verdad, el bueno bueno, fue el de ayer. Eso es una pasada. Lo releo continuamente.

Anónimo dijo...

Dios salta a la vista en cualquier sitio. ¿Cómo no lo verán algunos?

Dicen que Dios es invisible. Pues yo creo que es de lo más visible que existe.

En casa leemos todos su blog.

Anónimo dijo...

Todas las rosas son la misma rosa,
amor, la única rosa.
Y todo queda contenido en ella,
breve imajen del mundo,
¡amor!, la única rosa.