Bienvenidos

Reflexiones, poemas, escorzos de vida, fe de lecturas, noticias de amigos... No pretende ser un desahogo, más bien un diálogo. Un demorarme en el resplandor de nuestra existencia. Y en su literatura.


martes 14 de octubre de 2008

Giacomo Leopardi escribe en su biblioteca de Recanati


Una desconocida música hace su entrada
en la biblioteca donde estudio lo inaudito
del comportamiento humano.
Aunque a veces también investigo
el sentido que deja la luz en el alma
de unos versos.

Soy un erudito del silencio. Desde hace años
contemplo el mar y el amor en estos libros.
Aunque a veces soy más atrevido
y sigo en la noche el infinito rastro de los astros.

Y ahora esta música
en el pausado ritmo de sus pasos.
¡Qué ternura, Dios mío, qué ternura!
Ya conoces mis dudas
y mis penas…
¿Es la tristeza mi destino?

Escucho la melodía mientras escribo.
Es un delirio la vida, un mal sueño.
(O quizá sea bueno y yo un extraño).

Señor, no creo en ti, pero te amo.

*****************************************
Giacomo Leopardi writes in his library of Recanati

An unknown music appears
in the library where I research the unprecedented
of the human behavior.
Also sometimes I investigate
the meaning that the light leaves in the soul
of a poem.

I am an erudite of the silence. For years
I contemplate the sea and the love in these books.
Although sometimes I am more daring
and I follow in the night the infinite track of the stars.

And now this music
in the slow rhythm of its own steps
What tenderness, my God, what tenderness!
You know my doubts
and my sorrows…
Is sadness my destiny?

I listen to the melody as I write..
Life is madness, a bad dream
(Or perhaps it is good and I am a stranger)

Lord, I don’t believe in you, but I love you.

(Traducción de Hilario Barrero)

18 comentarios:

J-R dijo...

Señor, no creo en ti, pero te amo.
Me resulta incompatible, inconcebible, increible que alguien como ud. sr Urbizu de su sensibilidad y poesía haga semejante manifestación.No se puede amar aquello en lo que no se cree.Tiene ud. mucha suerte porque ese Dios misericordioso en el que no cree aprecia su esfuerzo de sensibilizar a los demás para que puedan recojer sus sentimientos en el hueco de sus pechos.Yo, discúlpeme ud. sr. Urbizu no soy más que un pecador arrepentido de lo que el Señor desea tener a sus pies como yo hago todos los dias de los últimos cinco años en que recibí su terrible cruz, yo le iba ha decir no soy nada más que ud. que lo que lo que le acabo de confesar, pero eso sí CREO EN ÉL porque me ha dado tantas pruebas de su existencia que lo tengo a mi lado constantemente y en mi pecho lleno de gracia de continuo. Siempre desde mi adolescencia me he sentido un tocado de Dios. Y ahora compruebo hasta delante de mi compañero, el ordenador, que así es. Estas no son confesiones de un Alma cretina, creida, oengreida. no, no.por favor a ese extremo no llego. Solo me siento un hijo de Dios.humilde, pequeño pero grande en su gracia.Soy léamu ud. un Alma abierta que le habla como a un hermano.Crea sr Urbizu será su mejor experiencia vital, entonces sus poemas estarán barnizados con su gracia y transformarán a quien los lea porque ,Dios, hará que lleguen a sus Almas se lo aseguro.Me ha abierto tantas veces el camino cuando además de perdido no encontraba la solucción,que ya no me valen los atajos en nada. Voluntad esa es su fuerza, y si no la alcanza llámeme entonces loco, o perdido, lo aceptaré.Puede ver que son valiente se lo firmo no me escondo en el facil anonimato...J.-R.Ud ya sabe quien soy, si lo desea puede publicar mi nombre.

JR dijo...

Ruego disculpas por los errores ortográficos.JR.

Anónimo dijo...

Yo entiendo perfectamente a Guillermo Urbizu en su último párrafo "Señor, no creo en ti, pero te amo", hay cosas que no se entienden con la razón, pero se sienten y se quieren creer, y se saben ciertas aunque no se entiendan. Pasé muchos años de mi vida queriendo creer, amando lo que no entiendo, con toda la voluntad que se puede, no todos tenemos el don de la fe, algunos tenemos que buscarla y amar aunque no entendamos, aunque no creamos. Cuando uno está educando hijos, es una obligación amar a Dios, aunque cueste trabajo entender su existencia, se siente, se busca y por fin se encuentra.

T.L.

Anónimo dijo...

Precioso poema. Sobre todo ese último verso que remata muy bien la disyuntiva del poeta. ¿No decía Pascal que el corazón tiene razones que la razón desconoce o algo muy parecido? Leopardi era lo que podemos decir un agnóstico muy inquieto por las verdades últimas. Precisamente porque era poeta e intuíta que había algo más mucho más.
A nosotros en nuestras vidas nos pasa algo parecido: cuando no entendemos nada, pero seguimos ahí, escribiendo nuestros pequeños poemas diarios en medio de la sinrazón, de las dudas, etc.
Gran poema.

Anónimo dijo...

Es difícil expresar las cosas mejor. Me encantó el poema.

Anónimo dijo...

Uf, no me da tiempo a leer todo lo que escribe. Siempre voy con demasiada prisa. Pero decirle que este poema es de lo mejor. Lo releo siempre que `puedo.

Borja.

Anónimo dijo...

Si, el ultimo verso es contundente. A mi me ha gustado mucho la traduccion que es tan buena, a mi entender, como el poema.

Anónimo dijo...

Excelente excelente poema, con una enorme traducción al inglés. Perfecto todo. Deberían traducir más textos y poemas.

Anónimo dijo...

SENSACIONAL.

Anónimo dijo...

Hoy no envidio ya ni a los necios ni a los sabios, ni a los grandes ni a los pequeños, ni a los débiles ni a los poderosos; envidio a los muertos, sólo por ellos me cambiaría.

Anónimo dijo...

Hoy está la luna para sentarse a contemplarla y creer mientras le quieres.

Anónimo dijo...

Hay una frase que me consuela y que leí por primera vez en una sinagoga-lo cual certifica mi nula cultura religiosa - y dice:"Dios guarda todas tus lágrimas".
Me lo escribo por todas partes para no olvidarlo, no es sólo que mi vida tenga sentido,es que necesito creer que el sufrimiento lo tiene.

Anónimo dijo...

De largo su mejor poema. Un poema que le convierte para mi gusto en un gran poeta.

Anónimo dijo...

Releo sus poemas con frecuencia. Hay varios sobresalientes, y este de Leopardi es el mejor. No me canso de leerlo. En español y en la traducción inglesa.
Cualquiera no escribe un poema así. Enhorabuena.

Anónimo dijo...

Un poema excepcional. Lourdes.

Anónimo dijo...

La red me ha llevado a este poema. Gracias. Es muy bueno.

Un admirador de Leopardi y de toda la buena poesía.

Anónimo dijo...

Excepcional poema. Estoy rastreando todos los tuyos. Tienes unos cuantos soberbios. Carmen.

Anónimo dijo...

Un poema que me ha sorprendido por su calidad. Elena.