Bienvenidos

Reflexiones, poemas, escorzos de vida, fe de lecturas, noticias de amigos... No pretende ser un desahogo, más bien un diálogo. Un demorarme en el resplandor de nuestra existencia. Y en su literatura.




viernes 23 de noviembre de 2007

La elegancia del erizo

Son cada vez más las novelas que se sirven de la pasión literaria como trama. Como rescoldo de la esperanza del hombre a través de unos personajes que reflejan el boceto de una autobiografía. La del escritor. Que es lo que ocurre en La elegancia del erizo, de Muriel Barbery (Seix-Barral). La literatura ejerce una especie de misión redentora, de realidad trascendente y crítica con un mundo que es incapaz de aportar un mínimo de sensibilidad, y ya no digamos de felicidad.

El lector que ande enamorado de los libros disfrutará mucho con esta novela. Y el lector ocasional percibirá que la buena literatura puede salvarnos la vida, tanto de la martingala rutinaria como de la obsesión materialista que nos fustiga el alma con su tedio. La sequía espiritual es tan abrasadora que es muy difícil aguantar. Tanto a la portera Renée Michel como a la niña de 12 años -vecina de la casa- llamada Paloma les es muy difícil respirar ese cúmulo de hipocresía social. Todo un engranaje de supercherías que es incapaz de colmar el anhelo de verdadero afecto que buscan las dos.

El inmueble está situado en una zona muy elegante de París, la calle Grenelle 7. Ahí nos encontramos, de entrada, con la susodicha portera. Una mujer de apariencia vulgar, embutida en sus reducidas cuatro paredes. Pasan los vecinos, y pasamos nosotros… Pero nada es lo que parece. Renée es una mujer de aspecto no muy agradable y de genio bastante vivo y poco simpático. Nada hace sospechar su poderosa vida interior. Porque es una privilegiada.

En efecto, todo lo negativo y doloroso, todo su aburrimiento existencial e incomodidad con los demás, ha encontrado su envés en la literatura. En ese rincón tenemos a una lectora que devora libros. En ellos va encontrando sentido y pasión por la vida. Por su propia vida. Ella es la que da título a la novela. Ella es “la elegancia del erizo”. Los pinchos -esa antipatía o “indolencia”- son su defensa, aquello que preserva su alma de la superficial perspectiva que la rodea, y de la que es cada vez más consciente.

Y de ello se da cuenta Paloma, una niña que pese a su edad, percibe esa elegancia, esa vida más plena de Renée. Pero ella no aguanta más, no está dispuesta a soportar por más tiempo la inconsistencia de su familia y esa tremenda soledad. Quiere suicidarse. Y en estas aparecerá un nuevo vecino, un japonés que será como el ángel de la esperanza. Alguien capaz de escuchar, de interesarse por los otros. Alguien a quien no le importa nada lo que puedan decir las comadres del cotilleo. Kakuro Ozu se llama.

Desde ese momento los tres personajes comparten sus confidencias. Sobre la vida y sus lágrimas, sobre la literatura y la belleza, sobre tantas y tantas cosas. Son amigos. Todo esto lo aprovecha muy bien la autora para ir desgranando su personal ajuste de cuentas, de crítica a una sociedad tan injusta como deslenguada y materialista; sus ideas estéticas y gustos literarios, etc. Al final de la novela hay unas páginas deliciosas. Allí leo: “(…) quizá sea eso la vida: mucha desesperación pero también algunos momentos de belleza donde el tiempo ya no es igual”.

Lo confieso: me ha encantado La elegancia del erizo. Es de esos textos en los que encuentras una buena parte de ti mismo.

34 comentarios:

Anónimo dijo...

Me vas a dejar sin ahorros.

Anónimo dijo...

Ya somos dos.

Carmen dijo...

Le prometo que hoy lo voy a comprar. Creo haberlo visto en el escaparate de una librería.

Rocío dijo...

Ya lo he empezado a leer, llevo 60`páginas y me está gustando bastante. Gracias Guillermo.

Anónimo dijo...

Sin leerlo yo todavía acabo de regalarlo por un cumpleaños.

Anónimo dijo...

Andaba buscando un libro para leer. Le haré caso.

Anónimo dijo...

¡qué importante es un buen título! y este lo es.

Silvia dijo...

Acabo de llegar a trabajar. Es lunes y las ganas son pocas. Sólo decirte que al ir a comprar la prensa he visto este libro "del erizo", me he acordado de tu sugerencia y lo he comprado. Aquí lo tengo.

Guillermo Urbizu dijo...

Me alegro que se animen a leer este libro. De verdad. A mí me hizo pensar sobre todo en el mundo de las apariencias con el que nos quieren hacer comulgar algunos. Y en la comprensión con el prójimo. Etc. Creo que debemos ser más rebeldes. Para ello nada mejor que la lectura.

Anónimo dijo...

Lo he leído y no me ha parecido para tanto como dices. Aunque tiene párrafos muy buenos.

Carmen dijo...

¿No te ha pareceido "tanto"? Tal vez la has leido muy deprisa.
(Lo compré, lo he leído y doy la razón a Urbizu: es una novela que subyuga).

Anónimo dijo...

Lo he leido casi de tirón. Llena de ideas maravillosas sobre la vida, y por qué merece la pena vivirla... Pero con su puntito de tristeza, y de desprecio por la gente vana y egoista. Aquí son los ricos de la calle Grenelle, pero personas así hay de todas las clases sociales. No solo la inteligencia es transversal a todas las clases sociales, como nos dicd Muriel Barbery, tambien la estupidez puede serlo. Me ha encantado.

Aretusa dijo...

Acabo de pedirlo, pronto me llegará a casa. Estoy muy intrigada.

nieves B dijo...

Escrita desde una cabeza llena de prejuicios.
Insulta todo lo que no se comparte.
Una novela en la que no hay sitio para todos.
Me parece que hay mucha moralina y polica de escalera.
No, no me ha gustado

Anónimo dijo...

Para nada de acuerdo con Nieves, para nada. Es todo lo contrario. Y de moralina nada.

Anónimo dijo...

Ya desde el principio prometía. Fui a comprar libros con mi madre y nos sorprendimos cogiendo al mismo tiempo el mismo libro: la elegancia del erizo.Primero lo leyó ella, ayer lo terminé yo. Es una novela especial, que no para de crecer, que te encandila con los personajes, con el lenguaje, con ese humor tan especial, con una lección de vida...Es simplemente magnífico. Me ha llegado al corazón.

Anónimo dijo...

Ha tb me ha encantado, quizás uno de los libros más bonitos que he leído nunca, al final casi te saltan las lágrimas. MUY RECOMENDADO.

Anónimo dijo...

¿Alguien podría hacer una reseña un poco más científica? Gracias
Beatriz

Feli dijo...

¡Hola Guillermo!
Decirte que me ha gustado mucho tu blog y que comparto contigo las reflexiones y comentarios que haces sobre la novela "La elegancia del erizo". Un buen bálsamo para estos tiempos en que vivimos. Un saludo. Feli

Anónimo dijo...

Hola. Acabé de leer el libro hace un par de días y todavía no sé si me ha gustado o no. Desde luego no responde a las expectativas que tenía después de tantos elogios como se le hacen. Creo que el lenguaje es por momentos brillante, los párrafos están bien engarzados, a veces cae un poco en la pedantería, demasiados pasajes filosóficos que, si bien son traídos a colación por los pensamientos de Reneé, creo que en el hilo argumental de la obra a veces sobrarían y más bien responden a florituras eruditas de la autora. Los personajes son bastante planos, por ejemplo, en la portera no hay una evolución. Se queja de que la traten como a una portera, pero ella misma se esconde tras ese disfraz y, siendo tan inteligente como parece ser, no puede después protestar porque su propio disfraz resulte creíble. Se queja de que no la ven "por dentro" pero ella misma comete errores lingüísticos a propósito, se comporta como un "erizo", entonces... ¿por qué ha de ser tan importante para los demás como para que se tomen el tiempo necesario de ver qué hay dentro de su apariencia? Simplemente los demás reciben lo que ella les da, y ella lo hace conscientemente. Tanto ella como la niña parecen despreciar todo lo que las rodea y tampoco percibo que hagan demasiado esfuerzo por entenderlo, sólo al final la niña parece ser consciente de que su idea de suicidarse no es más que una pose infantil para hacer sufrir a los padres, algo natural, nada superdotado y bastante más humano que ese desprecio que parece mostrar hasta ahora por su familia. Desprecio o lástima. Por ejemplo, cuando va a la la consulta del psicoanalista, la niña descubre en cinco minutos que es un fraude, ¿realmente resulta creíble?. Hay una crítica social en la obra que abarca tanto a la derecha como a la izquierda progre, pero creo que en el fondo la autora cae en un clasismo similar dando la sensación de que escribe para conversos, para los deseosos de leer esas críticas, identificarse con ellas y verse como superiores, mediante una acción catártica, a todos los que los rodean. La concepción maniqueísta de lo que es lo bueno, lo culto, lo que denota inteligencia, y lo que es desdeñable no ayuda en absoluto al perfil psicológico de los personajes que, como digo, me resultan bastante planos y al servicio de la transmisión ideológica más que de la creación ficcional y novelística. Podría seguir escribiendo pero creo que me pasaría. Por último sólo quisiera señalar algo que me resulta bastante incoherente... si las protagonistas escriben un diario, ¿cómo Reneé relata su muerte?. En fin, un libro lo suficientemente interesante como para generar opiniones muy contrarias, algo que para la autora debe resultar mucho más elogioso que un "muy bonito".

cristina dijo...

Hace sólo 4 días que he cumplido los 15 y uno de los placeres de los que llevo disfrutando desde que tengo 8 años es el de la lectura. Y este es uno de los mejores libros que he leído. La forma de analizar la vida de cada persona es fantástica, el lenguaje, el humor, todo es magnífico. Gracias a los escritores que hacen posible que me divierta tanto quedándome sóla cualquier tarde.

Anónimo dijo...

Para mi ha sido como comer un trozo de buen chocolate, delicioso, dulce y amargo, lo he disfrutado hasta la última letra.

Anónimo dijo...

A mí también, como a la mayoría de vosotros, me ha encantado el libro. Mi pequeño "chasco" ha sido haberlo recomendado a un montón de gente (que encima me han hecho caso) y resulta que nos les ha gustado o ni siquiera se lo han llegado a acabar. Está claro que somos muchos y con sensibilidades muy diferentes

Anónimo dijo...

Me parecio un libro delicioso. Sin embargo, un poco pedante y pretenciosa. La historia es encantadora, los personaje son agradables y te llegan al corazon. Pero...es cierto que le encontre varios pasajes con intensiones moralinas y con excesos de referencias filosoficas. Por otro lado, conociendo a los franceses, es una novela que retrata muy bien su forma de ser, suelen pensar que son los mas criticos con su prójimo y que eso los excluye de ser criticables. Aun con todo, la novela me encantó, me emocionó y me dejo un sabor agridulce su lectura.

Anónimo dijo...

No es un libro sencillo de leer o por lo menos es lo que a mí me parece, diría que es, de los que se releen y no tanto porque sea extraordinario, que si bueno y original, sino más bien porque su autora hace un compendio de su filosofía de la vida que resulta a la vez instructivo y a la vez no tan breve.
Me gusta lo diferente,lo inusual, lo original y en mi modesta opinión esta novela posee todos estos atributos,al igual que su inteligencia.

Anónimo dijo...

Me lo regalaron por Navidad y lo he leído dos veces: Una para enterarme y otra para poder comentarlo en la tertulia literaria "LIBRO FORUM" de Málaga el 18.04 próximo. Para Beatriz, que... "quisiera una reseña más científica", le diría que se trata de una "metanovela proxémica y rizomática". Coincido con otra/o comentarista que considera que, su lectura,... "es como comer un trozo de buen chocolate... delicioso, dulce y amargo." En efecto, me ha parecido una "trufa de chocolate".

Anónimo dijo...

Como me gusto la Elegancia del Erizo!!!, me hizo llorar, de verdad , y lo malo es que estaba en medio del centro comercial, esperaba a mi esposo en una banca mientras le entregaban su móvil, y yo lloraba, jajajajajaja.
Gracias por sus recomendaciones, son el condimento de la vida

Anónimo dijo...

Acabo de terminarlo. Lo cogí en la biblioteca, porque en casa ya no hay casi sitio para más libros.

me ha encantado, la literatura me ha vuelto a recordar que no estoy solo, que somos muchos los que no aceptamos las reglas y nos cuestionamos prácticamente todo.

Lo mejor, la ironía de Paloma. El lenguaje de Reneé me ha parecido excesivamente intelectual y culto. Reconozco que he tenido que buscar algunas palabras en el diccionario, cosa que no me había pasado apenas antes.

Anónimo dijo...

Es un petardazo. La autora nos cuenta sus pensamientos sobre la vida, para nada interesantes y los disfraza en boca de una portera y de una niña rica, sin cambiar el vocabulario ni la forma de expresión. Mi enhorabuena para el que logre terminarlo.
Lurra

Anónimo dijo...

Hay que leerlo antes de que salga la película prevista para el 11 de Diciembre

Anónimo dijo...

Un libro pretencioso y pedante donde la autora rellena páginas sin ton ni son con reflexiones filosóficas que no vienen a cuento, que tarda en entrar en materia y cuando lo hace defrauda. De lo peor que he leido últimamente. Lástima haber gastado el dinero en comprarlo.

moleskinepassions dijo...

Bueno, ya veo que este libro origina críticas de lo más encontradas. A mi en particular me encantó. Un libro con el que disfruté de principio a fin. Totalmente recomendable.

Anónimo dijo...

habeis visto la peli
??

MPZ dijo...

Pedante, pesado y esnob. Las protagonistas claman por que se trascienda de las apariencias y se encuentre la belleza en todos los que nos rodean, pero luego se colocan en la posición de jueces del mundo y todo lo que contiene por la superioridad intelectual y moral que se atribuyen. Las parrafadas filosófico-estéticas solo me hacen pensar que la autora tenía ganas de hacer ver al mundo que ha estudiado mucha filosofía, pero carece de sentimiento. No lo recomendaría.